CULTURA AMBIENTAL PARA RECONCILIARNOS CON NUESTRO PLANETA

 

Las bolsas de plástico están hechas de petróleo y se estima que  tardan entre treciento y mil años en descomponerse causando problemas ambientales que se ven reflejados en el calentamiento global, representando una amenaza para los ecosistemas y contaminando el paisaje cuando se tiran indiscriminadamente, además pueden ocasionar taponamientos en los alcantarillados.

¿Alguna vez te has detenido a pensar como una bolsa plástica que usas entre 10 y 30 minutos puede contaminar tanto? El problema no es  la bolsa de plástico, el problema somos nosotros que consumimos desmesuradamente y que las disponemos inadecuadamente.

Si bien las bolsas de plástico, u otros empaques de otro tipo de materiales considerados nocivos para el ambiente, se crearon para satisfacer la necesidad de cargar nuestras compras, debemos aprender a usarlas lo menos posible, reutilizarlas, entregárselas al reciclador para que las recicle o buscar otras alternativas como las bolsas ecológicas de tela.

Hoy en día los problemas ambientales son más visibles, y en ese sentido existe una preocupación mayor por el ambiente y se elaboran empaques como las bolsas de plástico  a partir de materiales más amigables con el planeta: http://bit.ly/1Ifah2C

Vincularnos a la cultura ambiental es un buen inicio para reconciliarnos con nuestro planeta; recuerda que los residuos no son los que contaminan,  somos nosotros… es por causa de nuestras acciones que la bolsa plástica  está colgada de un árbol,  de un poste, flotando en los ríos o lagos  y que aumentan día a día la capacidad de los rellenos sanitarios.

Convirtámonos en ciudadanos responsables en el cuidado de nuestra casa, este maravilloso planeta lleno de sonidos, colores y sabores, de mucha diversidad que se ve amenazada a causa de nuestras acciones.